domingo, 25 de marzo de 2018

Imcine cumple 35 años con cifras históricas para el cine mexicano

con información del IMCINE

Con el principal sustento de que el cine nacional ha contribuido, a través de su libertad creativa, al conocimiento y difusión de la cultura mexicana, el 25 de marzo de 1983 fue instruida por decreto presidencial la creación del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), dependiente de la Secretaría de Gobernación.

A partir de entonces, el Imcine se ha dedicado a impulsar el desarrollo de estrategias y políticas públicas para fomentar, dentro y fuera de México, la actividad cinematográfica nacional en todos los rubros que componen este ecosistema audiovisual: producción, distribución y exhibición.

A 35 años de la fundación del Instituto, el panorama del cine mexicano resulta alentador al observar su dinámico desarrollo, representado en una diversidad de temas y géneros en su vasta producción, una destacada participación nacional e internacional, pero sobre todo en la cada vez más estrecha relación con los públicos.

Gracias a los instrumentos con los que cuenta el Estado (Eficine, Foprocine y Fidecine), el apoyo a la producción de películas mexicanas ha crecido 20% con respecto al mismo periodo del sexenio anterior. Sin dejar a un lado que en los últimos tres años se ha superado el número de películas producidas, registrando en 2017 un total de 176 títulos manufacturados, el más alto en la historia de nuestro cine.

La reciente administración del Instituto ha puesto especial atención en la gestión de diversos acuerdos internacionales para fomentar la coproducción cinematográfica, concretándose en América Latina a través de Argentina y Brasil, y con avances en países europeos como Italia, Suiza, Bélgica y Alemania. Son 182 las coproducciones internacionales registradas en lo que va de este sexenio, un incremento de 330% respecto al anterior (42).

En consecuencia a los nuevos modos de producción y consumo audiovisual a nivel mundial, el Imcine incursionó al mundo de las series y miniseries. A través del Foprocine, se otorgarán apoyos para el desarrollo y la producción de este tipo de contenidos, además de lo que se destina para el fomento a la producción y postproducción de cortometrajes.

Recientemente, el Instituto dio a conocer que gestionará diversas acciones para impulsar la distribución y exhibición del cine mexicano. En ese sentido, anunció cambios a sus fondos y/o estímulos, entre ellos el aumento de nuevos apoyos del Fidecine y el Foprocine.

Se apoyará con recursos económicos la promoción de la película que resulte seleccionada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) para ser nominada en los premios Oscar; la distribución de películas en territorio nacional que hayan obtenido un premio de cierta categoría en algunos festivales de cine; así como la distribución en el extranjero de películas que ya cuenten con contrato.

También habrá nuevos incentivos para la postproducción de largometrajes que cuenten con una invitación para participar en algunos festivales internacionales; para las coproducciones internacionales; y para óperas primas coproducidas con escuelas de cine o con especialidad en cine, como el que se otorga actualmente al Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC).

Sobre la exhibición –considerando que el proceso entre producción y estreno de una película mexicana es en promedio de cuatro años– durante esta administración se ha estrenado 96% de la producción registrada en el país. Los estrenos de películas mexicanas se incrementaron 61% respecto al mismo periodo del sexenio anterior; y los estrenos de películas mexicanas apoyadas por el Estado se incrementaron 30% respecto al mismo periodo del sexenio anterior.

La asistencia a cine mexicano se duplicó al pasar de 65.2 millones de asistentes en el sexenio anterior a 132.9 millones de asistentes en el periodo de la presente administración; mientras que la asistencia a cine mexicano apoyado por el estado creció 87% al pasar de 53.1 millones en el periodo del sexenio anterior a 99.5 millones en la actual administración. Cabe destacar que durante esta gestión se registraron los cuatro años con mayor asistencia a cine mexicano en las últimas tres décadas (2016: 30.5 millones; 2013: 30.1 millones; 2014: 24 millones y 2017: 22.4 millones).

En apoyo a la descentralización de nuestra cinematografía y como estrategia de exhibición alternativa, el Imcine impulsó durante esta gestión el programa Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad, que se lleva a cabo en los 32 estados de la República Mexicana. En suma, y acorde a la estrategia digital del Estado, el Instituto puso en marcha dos plataformas digitales: CINEMA MÉXICO digital y FilminLatino, ambas con un alcance nacional; además de ser parte de otras dos plataformas a nivel latinoamericano e iberoamericano: Retina Latina y Pantalla CACI, respectivamente.

Esta exhibición alternativa se enriquece con los 143 festivales de cine y 499 cineclubes del país registrados en el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2017, muchos de los cuales cuentan con apoyo del Imcine.

El Instituto también ha tenido interés en la formación y profesionalización, por lo que en esta administración se lanzó el Mercado e Industria del Cine y el Audiovisual (MICA), un espacio de interacción entre creadores y especialistas, así como de intercambio comercial nacional e internacional. La tercera edición de MICA se llevará a cabo del 5 al 9 de junio en la Cineteca Nacional, con aliados como el European Film Market y el Sundance Institute.

En el rubro de la profesionalización, el Imcine también trabaja en la Red Nacional de Polos Audiovisuales, que se realiza en todos los estados del país. La misión es capacitar a la gente interesada en la creación de contenidos audiovisuales para que haga trabajos de corta duración y con ello se diversifiquen las propuestas temáticas y narrativas del cine mexicano. Adicionalmente se llevan a cabo acciones para que esta Red permita generar espacios de exhibición alternativos para la proyección de los cortometrajes.

Ante este panorama del cine nacional, el Imcine no ha descuidado el pasado, por lo que trabaja en la preservación fílmica en conjunto con la Cineteca Nacional y los Estudios Churubusco. A través del programa de digitalización de películas mexicanas, al mes de febrero se alcanzó la cifra de 50 películas digitalizadas, principalmente de las décadas de los 70, 80 y 90s.

Con todo lo anterior, el Imcine –incorporado desde 1989 al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), hoy Secretaría de Cultura– reafirma el compromiso de apoyar a los creadores para reflejar la cultura mexicana mediante imágenes en movimiento, además de dejar plasmada a través del cine –y ahora también en las series– nuestra identidad nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario